Colombia y Alemania se unen para integrar tecnología, industria e innovación

El Internet y las comunicaciones han evolucionado a pasos agigantados durante las últimas dos décadas, marcando hitos históricos y tecnológicos muy importantes, transformando el mundo tal y como solíamos conocerlo, y generando cambios determinantes en las formas como interactuamos entre nosotros y con los objetos que nos rodean. Una de esas innovaciones tiene que ver con el llamado Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), un concepto que básicamente se refiere a la conexión de cualquier objeto con Internet. Y es que la posibilidad de conectar los elementos que utilizamos cotidianamente, como los electrodomésticos, relojes, ropa e incluso los empaques en los que se encuentran contenidos nuestros alimentos o medicinas, abre un amplio espectro de posibilidades, hasta hace poco inimaginables, para todos los actores de las cadenas de valor de los productos de consumo.

Específicamente en la industria del empaque, el IoT está revolucionando tanto los procesos de los fabricantes, convertidores de empaques y distribuidores de productos, como los hábitos, comunicaciones y rutinas de los consumidores. La trazabilidad de los productos, que hasta hace algunos años requería de esfuerzos gigantes en términos de logística para la recolección, organización y procesamiento de datos, actualmente es mucho más fácil de realizar e implementar gracias a la inmensa rapidez y alta capacidad que ofrece Internet. Este tipo de avances no solo ofrecen a los productores una "sapiencia" precisa y exacta sobre lo que ocurre con cada unidad de su producción, incluso después de que esta sale de sus "dominios" y hasta cuando llega a las manos del consumidor final, sino que además le brinda a este último una garantía sobre las características del producto adquirido. Esta última es una cualidad muy valiosa en industrias como la de alimentos, bebidas y farmacéuticos cuyos productos son susceptibles de ser falsificados o adulterados, o necesitan preservar ciertas condiciones ambientales durante su distribución para mantener su calidad e integridad.

De otro lado, desde la óptica del fabricante, el Internet de las Cosas se convierte en una herramienta poderosa para diversos fines, desde la recolección minuciosa de datos sobre los hábitos, horarios y preferencias de compra y consumo de sus clientes, hasta un canal de marketing y publicidad personalizado, que genere un mayor engagnement de su marca. En cuanto al consumidor, además de una garantía sobre aspectos claves en términos de seguridad, el IoT también se configura como un nuevo medio de comunicación con el producto y su fabricante.

Lo anteriormente descrito es una pequeña muestra de algunas de las aplicaciones más exploradas hasta el momento; sin embargo, los expertos consideran que la gama de oportunidades, ventajas y beneficios que ofrece el Internet de las Cosas a la industria del empaque es muy amplia, y su investigación y desarrollo está apenas en la etapa inicial.

IoT: un nuevo aliado del medioambiente

Una de las mayores dificultades que han enfrentado las industrias en los últimos años tiene que ver con su relación con el medioambiente. La sobre ejecución de recursos, el deterioro de las fuentes hídricas y los ecosistemas, el calentamiento global y la alta tasa de desechos basados en combustibles de origen fósil son temas que han generado alerta entre los gobiernos, las organizaciones que trabajan en pro del ambiente y las ciudadanías en general, creando un verdadero reto para las compañías y sus procesos industriales, que ahora deben ajustar y dirigir sus acciones y productos hacia la disminución de su huella de carbono, la economía de recursos, la integración de desechos reutilizables, la economía circular y el cierre del ciclo de vida de los productos.

Por supuesto, la industria del empaque no ha sido ajena a este movimiento y así lo han demostrado las investigaciones y propuestas de reconocidas entidades como el , en Colombia, y el Instituto Fraunhöfer para las Tecnologías de Información Aplicada –FIT-, en Alemania.

Ambas entidades cuentan con una historia de 10 años de trabajo conjunto que decidieron focalizar a través de la implementación de la plataforma Plásticos Sustentables y Aplicaciones IoT Relacionadas (SPIRIT, por sus siglas en inglés). Este acuerdo fue firmado para el fortalecimiento de la cooperación internacional en actividades de ciencia, tecnología e innovación.

La ceremonia de apertura de la plataforma de investigación se realizó en mayo, en la ciudad de Medellín, y a esta acudieron más de 120 invitados de la academia y la industria. Entre los oradores estuvieron el Dr. Daniel Alscher, jefe del departamento de cooperación cultural, educativa y científica de la embajada alemana en Bogotá; y la Sra. Yaneth Giha Tovar, quien para la fecha ejercía como ministra de educación de Colombia.

» Publication Date: 06/12/2018

» More Information

« Go to Technological Watch



This project has received funding from the Bio-Based Industries Joint Undertaking under the European Union’s Horizon 2020 research and innovation programme under grant agreement Nº 745828